¿Qué es una smart city? Hacia la gestión de una ciudad más inteligente.

Opinión 30 de agosto de 2016 Por
(por Ignacio Argonz) - La innovación y la modernización comienzan a estar cada vez más presente en la agenda de las ciudades de la provincia y de la región.
aaa-smartcity-mosaico

Las innovaciones tecnológicas suceden tan rápidamente que a veces ni siquiera son aprovechas al máximo de su capacidad antes de evolucionar de nuevo. Las ciudades desempeñan un rol fundamental en este nuevo escenario, debido a que es cada vez más prioritaria una gestión eficiente de los recursos económicos y naturales. Las nuevas  tecnologías han pasado a ser un elemento fundamental en este sentido. 

Una ciudad inteligente es aquella que gestiona sus recursos de manera óptima, mejorando la calidad de vida de sus habitantes y su entorno. Una ciudad inteligente optimiza los servicios y mejora la rentabilidad de su uso, englobando aspectos sociales, técnicos, políticos y funcionales. 

No se trata de construir una ciudad totalmente tecnificada, con sistemas informáticos y tecnológicos complejos que anulen la voluntad y participación ciudadana. Muy por el contrario, más bien se trata de utilizar los avances de las nuevas tecnologías y poner el conocimiento acumulado en función de la mejora en las condiciones de habitabilidad de una ciudad. 

La innovación y la modernización comienzan a estar cada vez más presente en la agenda de las ciudades de la provincia y de la región. En los últimos meses, diferentes gobiernos municipales y comunales crearon en sus organigramas secretarías o direcciones específicas de modernización o innovación para poder dar mejores respuestas a las mayores responsabilidades que enfrentan las ciudades, que además cuentan con presupuestos limitados. De esta forma identifican que la buena gestión no sólo pasa por inaugurar obras, sino  poner una mirada inteligente en el ahorro de costos, en los procesos internos, sumar eficiencia en el manejo de los recursos, mejorar los ingresos propios y controlar cada peso que se invierte en la ciudad. 

Políticas como las de armar un workflow para agilizar trámites; abrir los datos de esa información para el control ciudadano; colocar sistemas de seguimiento de flota vía GPS y sensores de control de combustible para los vehículos municipales; diseñar sistemas de monitoreo urbano o utilizar aplicaciones de celulares de relevamiento de incidentes en la vía pública, son algunas de las iniciativas que los gobiernos locales están empezando a adoptar para mejorar la administración pública. 

Cuando analizamos cómo se fueron dando los procesos de construcción de las ciudades inteligentes en el mundo, vemos que muchas comenzaron aplicando soluciones puntuales para resolver problemas concretos. Sobre el éxito de esas políticas planificaron los desarrollos de ciudades que hoy conocemos como inteligentes o smart city.

 Por sus características, nuestra ciudad de Las Rosas tiene la oportunidad de ir adoptando hoy soluciones de base tecnológica para resolver sus problemas de gestión o simplemente para mejorar los rendimientos. Entendemos que a medida que se vayan introduciendo herramientas tecnológicas en la gestión, mejorando procesos, ganando tiempos y recursos que se reinvertirán en los mismos procesos, los efectos positivos de ir hacia una ciudad más inteligente, se irá materializando en el orden de prioridades que asigne la ciudadanía y el gobierno municipal.

Ignacio Argonz - Mg. en Políticas Públicas
Director de ATLAS Smart Cities
[email protected]
www.smartcitiesatlas.com

Boletín de noticias