Gestionar decisiones. Priorizar ventas, decidir siembra y cubrir precios.

Opinión 06/04/2020 Por Las Rosas Digital
Mercados granarios - Opinión; por Marianela De Emilio (Ing. Agr. Msc. Agronegocios)
Imagen de referencia-

En medio de una crisis sanitaria y económica mundial, la cosecha avanza en el país, 22% en maíz y 8% en soja, el transporte de granos toma ritmo y los precios de los granos se deprimen en la medida que el físico se hace disponible. La cosecha de soja comienza a mostrar signos de menores rendimientos promedio, así como la calidad del grano en muchos lotes tempranos, por granos seco y/o verde.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires recorta su estimación de cosecha de soja 19/20 a 49,5 millones de toneladas, mientras maíz se sostiene en 50 millones.

Hablemos de recortes:
* En función de las proyecciones, empezando por el volumen nacional de soja, que al inicio de la campaña se proyectaba en 53 millones de toneladas y hoy en 49,5, es decir que dejaran de ingresar divisas por 3,5 millones de toneladas menos, y aún falta más del 90% de superficie por levantar, por lo que los ajustes, sobre todo en la soja de segunda, muy sufrida por la seca de febrero, puede seguir dando que hablar.

*  En función de los precios, se sembró con una soja mayo 2020 a U$S 240-245/TN, llegando a mayo hay precios entre U$S 210-220/TN, recortes del 10-15% del precio esperado.

*  En función de la demanda mundial de granos, se observa gran incertidumbre en cuanto a la reactivación de la demanda, principalmente de China, y los recortes en la cadena de pedidos vienen causando estragos a nivel global, y en soja ha mostrado recortes de precio del 15%.

*  En función de la calidad, lotes tempranos han sufrido mermas del peso bruto de la cosecha, por presentar grano verde, en algunos casos en proporciones del 40% al inicio, que sufrieron mermas del 8% del volumen entregado, siempre que se apliquen las mermas del estándar de calidad de soja, que indica mermas del 0,2% por cada punto proporcional de grano verde- Hoy, con menor nivel de grano verde, se alcanzan proporciones del 15%, y mermas del 3%. 

* Además de mermas en el volumen de la mercadería entregada, la presencia de grano verde y grano seco, causa problemas para elegir semillas para sembrar la 20/21. Dejo dos links de informes realizado por profesionales de INTA Oliveros, del laboratorio de semillas, para repasar conceptos claves ante estas problemática: https://inta.gob.ar/documentos/semillas-verdes-de-soja-toma-de-decisiones-y-destino-de-lotes.

https://inta.gob.ar/documentos/semillas-secas-de-soja-%C2%BFcomo-afecta-su-presencia-en-la-calidad?fbclid=IwAR3Bm-UDxfHvgLZ030Tnw54TQHuz6fmIlKaprOsbJcf6oF0zKY_5iEyyVTc

En medio de tanto recorte, pensemos en la proporción de soja 19/20 que aún no tiene precio, y en el plazo de tiempo que podrían esperarse precios por encima de U$S 220/TN, dado que, por ahora, los precios futuros internacionales no permitirían precios locales mayores a U$S 208-212/TN. Quienes hayan planificado coberturas de precios a mayo y julio, tendrán rangos de precios más favorables, así como quienes tengan alternativas financieras, para atravesar este tiempo sin ventas.

En cuanto a maíz, los recortes de precios internacionales, aún no alcanzan a los precios locales, que se manejan en un rango entre U$S 130,5 y 142,5/TN, cuando podrían caer a U$S 114-121/TN si se plegaran a los futuros de Chicago. Por ahora, los precios de maíz permiten una relación de muy positiva respecto a soja, donde la venta de una tonelada de soja representa 1,5 toneladas de maíz, cuando esta relación generalmente se encuentra entre 1,7 a 1,8, no llegando últimamente a 2, por la carga de derechos de exportación que cae sobre soja. 

Esto nos muestra que la prioridad comercial hoy es maíz, dado que se permite licuar costos y/o mejorar la relación insumo/producto, en caso de comenzar a comprar para la próxima campaña. Para esto se insiste en poner precio al maíz en proporciones que superen al 50% de la cosecha actual, y cubrir precios a futuro, usando herramientas como opciones de futuros, que permiten dar flexibilidad, en caso de un cambio de tendencia.

Por último y muy importante, el trigo 19/20, con un saldo menor a 2 millones de toneladas, se encuentra en el mejor nivel de precios a nivel local, por tanto, es el primer grano en prioridad a la hora de cerrar ventas, y transformar en algo más, sean insumos o cumplimiento de pagos, las bajas internacionales, a pesar del estrecho volumen local, no permitirían mejoras mucho más allá de los actuales U$S 195-205/TN, por tanto, evitar perder precio por presión internacional.

En cuanto al trigo nuevo, el que aún no ha sido sembrado, con valores futuros entre U$S 165-170/TN, tiene una amenaza encima, y podría sufrir más recortes por cambios en las reglas de juego locales, por tanto, planificar superficie a sembrar, tecnología a aplicar y coberturas de precio a realizar, al menos sobre el 40% de lo estimado a cosechar, con herramientas comerciales que no comprometan la entrega de mercadería.

Conclusiones: Hoy, dos es mejor que uno, apostar a la siembra de dobles cultivos, con doble gestión en cada uno de ellos. Gestión productiva, compra y aplicación de tecnología, que permita expresar potenciales de rendimientos en los distintos ambientes, gestión de calidad de cosecha, etc., y gestión comercial, usando herramientas de cobertura que permitan poner límite a las bajas, en caso que ocurran, y captar subas en caso de un cambio de tendencias. 

El contexto es de incertidumbre, por tanto, no pueden medirse plazos ni precios mínimos o máximos, de la misma forma que hace meses atrás, esto nos posiciona en un lugar de responsabilidad para la toma de decisiones, y, ante la cuarentena que se prolonga, además de saber que el campo no para, la gestión tampoco. 

Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
[email protected]

Te puede interesar