Lluvias, heladas y precios locales

Opinión 18 de octubre de 2023 Por Las Rosas Digital
Mercado de granos - Por Marianela De Emilio; Ing. Agr. Msc. Agro negocios.
ab

Pasada la mitad de octubre, las lluvias, en gran parte del territorio productivo nacional, no llegan, las bajas temperaturas atraviesan trigos en floración y maíces recién implantados. Mientras tanto las turbulencias locales siguen a la orden del día, con precios presentes y futuros complejos de analizar para tomar decisiones comerciales. Hay entonces un freno de actividades productivas, a la espera de lluvias, y un freno de decisiones comerciales, a la espera de un panorama más claro.

El próximo fin de semana habría algunas precipitaciones en el centro del país, aportando cierto alivio a los descargados perfiles, no obstante, se pronostica con mucha prudencia, dado que aún no puede decirse con certeza cuando el evento “El Niño” será evidente con las abundantes lluvias que promete. La siembra de maíz temprano, aunque ya cubre más de 1,4 millones de hectáreas, por encima de la superficie sembrada el año pasado a estas fechas, sigue demorada en muchas zonas, que aún no tienen condiciones de humedad adecuada n el suelo. Las heladas restan potencial de rendimiento junto a la falta de lluvias al trigo y, en varios lotes del centro del país con maíz recién implantado, muestran efectos adversos por heladas, algunos podrían recuperarse, pero otros quedarían con menor número de plantas por superficie.

Ventas anticipadas 23/24:
Trigo 23/24: Trigos que no alientan a recibir más inversiones en materia de controles fitosanitarios, ante amenaza de recorte de rendimientos, así como retrasan decisiones de ventas anticipadas, por temor a no disponer de mercadería para cumplir entregas. En el gráfico puede verse que las ventas anticipadas no han superado las 90.000 toneladas semanales a pesar de acercarse la cosecha, el acumulado de esas semanas no supera 336.000 toneladas. Las ventas 23/24 acumuladas hasta principios de octubre alcanzan 1,7 millones de toneladas, 10% de la cosecha que esperaba ser de 17 millones de toneladas, pero que fue recortada hasta ahora a 16,2 millones de toneladas según el último informe de la Bolsa de Cereales de Bs As, sin descartar mayores recortes, según evolucione el cultivo.
Los precios futuros MATBA-ROFEX para trigo diciembre 23, fluctuaron entre U$S 225 y 240/TN entre fines de agosto y lo que va de octubre. La última semana registrada, muestra mayores volúmenes en respuesta a la mejora de precios futuros hacia U$S 240/TN.

a
Maíz 23/24: En cuanto al maíz, con buenas perspectivas de cosecha apenas comiencen las lluvias, sostiene a la actividad de siembra temprana pendiente de los pronósticos, contando días que aún dispone la ventana de fecha óptima de siembra para seguir avanzando. En cuanto al maíz tardío, los pronósticos estacionales que marcan sequía para la zona del Mato Groso en Brasil, traen amenazas para el origen de mayor competencia de Argentina a partir de julio. Los precios futuros de abril 2024 han evolucionado al alza las últimas semanas, pasando de U$S 183 a 190/TN, y los futuros julio 2024 de U$S 170 a 176/TN. En el gráfico se observa como las últimas dos semanas registradas sumaron volumen de ventas en el físico, pasando de mínimos de 100.000 toneladas en la semana de mediados de septiembre a máximos de 480.000 toneladas a fin de septiembre. Las ventas anticipadas de maíz 23/24 durante agosto y lo que va de octubre suma casi 1,5 millones de toneladas, 44% de 3,3 millones de toneladas de la cosecha futura comercializada hasta ahora.

Soja 23/24: Con un panorama más tranquilo para la soja en materia climática, y precios de soja mayo 2024 que evolucionaron en baja, pasando de U$S 345 a 341/TN, las ventas de las últimas semanas han acumulado algo más de 370.000 toneladas, un tercio de 1,2 millones de toneladas comercializadas hasta ahora para la cosecha que viene en el físico. 

Se observa que las decisiones comerciales anticipadas han acelerado para maíz, y se han ralentizado para soja y trigo, en soja por baja de precios y en trigo por incertidumbre climática. En un contexto complejo por el manejo de liquidez, considerar operaciones futuras a precios competitivos, que permitan dar destino a la liquidez presente hacia coberturas futuras tanto en ventas futuras como en opciones de venta, son estrategias a considerar. Pagar primas pesificadas hoy, para cubrir pisos de precio a la cosecha futura, puede traducirse en dolarizar parte de la liquidez actual, asegurando precios de venta. Un ejemplo son las opciones PUT y CALL operadas en el MATBA-ROFEX, que pueden asegurar a cambio de una prima al tipo de cambio oficial actual, una cobertura de venta o compra hacia el trigo de diciembre, el maíz de abril y julio, y la soja de mayo.

Ventas físicas 22/23:
Las ventas semanales de soja y maíz 22/23 muestran un mayor nivel de volúmenes negociados en la semana entre el 20 y 27 de septiembre, semana en la que empezaron a la suba los precios disponibles, y, principalmente en soja, por esperarse el fin del programa Dólar soja 4.

Los volúmenes comercializados de soja y maíz 22/23 acumulan 15,4 y 25,6 millones de toneladas respectivamente, de las que en las últimas seis semanas se comercializaron 3,4 y 2,7 millones de toneladas, 22% del total de soja 22/23 comercializada hasta ahora, y 10,5% del maíz 22/23 comercializado.

Se observa que las decisiones comerciales siguen siendo tomadas, aún en medio de gran incertidumbre macroeconómica. Con un saldo a comercializar de soja y maíz 22/23 de 5,6 y 8,4 millones de toneladas respectivamente, a más de seis meses de la nueva cosecha, y con un cambio de Presidente de por medio.

b
La incertidumbre a la que se enfrentan los productores tiene que ver con el saldo de mercadería física, versus el saldo de liquidez y la capacidad de compra de la liquidez según la moneda en la que tenga esa liquidez. La desaceleración de ventas observada en octubre refleja esa incertidumbre, que debe ser enfrentada a través de estrategias comerciales y financieras, a disposición del productor por diferentes vías, que le permiten operar ventas futuras de corto plazo, como soja noviembre y enero, y maíz diciembre, junto al tipo de cambio futuro Dólar Rofex, de esos meses, para sumar liquidez presente a través de herramientas como los cheques de pago diferido.

Vender futuros de corto plazo de la 22/23, respecto de esperar en grano a lo que pueda ocurrir, es un dilema cuya resolución depende del destino que se dé a esas estrategias en el presente. Recordar que esperar sin cubrir precios, deja expuesta a la magra cosecha vieja a recortes de precios en Dólares, y vender hoy, sin dar un destino que proteja el poder adquisitivo de las liquidaciones, deja expuesta a la limitada liquidez a pérdida de capacidad de compra.

Conclusiones: Planificar ventas futuras a medida que los precios ofrecidos mejoran, avanzar con coberturas que permitan asegurar precios mínimos de venta o máximos de compra a un tipo de cambio muy bajo. Accionar ventas futuras de corto plazo, contra instrumentos financieros que eleven el poder adquisitivo presente, siempre que haya destino para dicha liquidez, de lo contrario, asegurar precios en futuros de corto plazo a través de futuros y opciones agrícolas.
 Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agro negocios

Te puede interesar