Como vender, como comprar

Opinión 17/06/2020 Por Las Rosas Digital
Opinión - Por Marianela De Emilio - Ing. Agr. Msc. Agronegocios.
IMAgen de referencia 170620

Después de un informe más de oferta y demanda mundial de granos, del Departamento de agricultura de Estados Unidos, vemos que la 20/21 sigue afirmando un gran volumen de parte de los principales productores y exportadores mundiales, mientras el consumo crece a menor ritmo, salvo soja, donde se observa un achicamiento de stock final mundial hacia la 20/21. Pero es poco lo que esta información nos dice a la hora de tomar decisiones, dado que el contexto local, nos trae con mayor tensión a la hora de tomar decisiones comerciales y financieras.

Vemos precios bajos en las materias primas a nivel internacional y local, pero vemos una tendencia a recuperación en el corto y mediano plazo, lo que nos lleva a mantener una expectativa alcista, y evita que hoy nos apuremos a tomar decisiones comerciales de venta. Por otro lado, crece también la tensión del tipo de cambio local y el panorama de compra de insumos para la 20/21.

Las alternativas de decisión son diversas, y todas están atravesadas por el costo financiero por encima del costo económico.

Alternativas:

*  Vender en disponible, asumir baja capacidad de compra de cada quintal de soja o maíz, dado el precio, aún por debajo de valores que permitan cubrir costos totales. Comprar insumos que puedan ser facturados en PESOS al tipo de cambio oficial mayorista.

Esta alternativa tiene la limitante de realmente lograr la compra y cierre de precio del insumo, cuando aún muchas empresas evitan hacerlo, o ponen fuertes condiciones, casi imposibles de cumplir, dadas las restricciones del corto plazo para importar insumos. 

* Esperar mejoras de precio en el corto plazo, principalmente para soja, y usar los plazos de las tarjetas agro, libres de intereses. Las limitaciones son los límites de cada usuario para usar esta herramienta, así como la posibilidad de cerrar precio en Dólares y en PESOS de insumos de origen importado.

*  Cubrir precio de venta a futuro de soja y maíz en Dólares. Pesificar la venta y avalar cheques de pago diferido, a través de Sociedades de Garantía Recíproca, con tasas entre 20 y 30% anual, muy por debajo que la ofrecida por la devaluación proyectada por el Dólar Rofex. Esta alternativa se vuelve riesgosa con ventas a futuro después de julio, dada la incertidumbre reinante en medio de la negociación de la deuda de Argentina con los bonistas. 

*  Pago a cosecha con tasa de interés en Dólares, dado que, en general, no se pesifican insumos a cosecha.

*  Vender a futuro en Dólares y obtener línea de crédito de Banco Nación, con tasa que ajusta por devaluación. Con precios futuros, como noviembre 2020 en soja o diciembre 2020 en maíz, que han recuperado valor, y podrían volver a perder en plena cosecha estadounidense, en caso de una campaña benévola para ese país, cubrir valor futuro en Dólares, y obtener crédito con plazo a liquidación de la mercadería. Con esta herramienta queda contrarrestado el efecto devaluatorio tanto para la venta, como la compra. 

*  Vender mercadería en disponible y colocarla en el nuevo plazo fijo que ofrece el Banco Nación, el DIVA, Depósito de Interés Variable Ajustado por devaluación, el mismo podrá hacerse desde el presente 17/06/2020. Esto solo ofrece una herramienta para vender y quedar cubierto a las fluctuaciones del tipo de cambio, con un interés mínimo por encima de la devaluación, lo que podría resultar en pérdida de valor de la mercadería, por no vender a futuro en mejores precios, que por tanto no serían compensados por la tasa de interés ofrecida.

Para la venta: Soja y maíz mejoran en el mercado internacional, a nivel local, la soja principalmente, paga sobre precio respecto a Estados Unidos, y a noviembre supera los U$S 230/TN, sin ser buen precio, mejora la ecuación, comparado con los predominantes U$S 210/TN de estos meses. Maíz, levemente por encima de los U$S 130/TN a diciembre 2020, también mejora el resultado económico de la 19/20. Cubrir precios del saldo de soja y maíz 19/20 debe ser analizado con el uso de herramientas flexibles de capturar subas, en caso de cambios de tendencia de precios, que los lleven a zonas de U$S 240-250 en soja y 140-150/TN en maíz. Trigo, presionado a la baja, con buen ritmo de ventas a nivel local, para la 20/21, requiere cubrir precio a futuro por encima de U$S 165-170/TN, usar opciones para dar flexibilidad a la suba.

Para la compra: Por último, las compras que puedan cerrarse hoy, hay que aprovecharlas, dejando un mínimo o nulo volumen de insumos a comprar en la siembra. 

CONCLUSIONES: Hay posibilidades de que Argentina llegue a buen puerto en las negociaciones con el FMI, y esto permita oxigenar la economía local, el tipo de cambio, y regularizar las actividades de compra y venta de insumos y granos. Esto es lo que seguimos mirando de cerca, sin dejar de hacer números, analizar y tomar decisiones.

Quienes planifican, gestionan y arbitran tasas de compras y ventas, logran dar a sus decisiones la cobertura y flexibilidad que este escenario convulsionado requiere. 

Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
 [email protected]

Te puede interesar