Empresa agrícola: una empresa dolarizada que decide en PESOS

Opinión 14 de enero de 2020 Por Las Rosas Digital
- Por Marianela De Emilio -  Ing. Agr. Msc. Agronegocios
Dólar

 Comienza el 2020 y las reglas del juego vienen cambiando a diario ya desde las últimas jornadas del 2019. Lo importante, además de conocer los cambios, es saber cómo actuar frente a ellos, en que nos cambia a nosotros los cambios que realizan los otros. 

*  Mientras por un lado algunos servicios e impuestos son congelados por 180 días, los derechos de exportación fueron restituidos a las proporciones determinadas por un decreto realizado en el último cuatrimestre del 2018 por la gestión anterior, que establece 12% para maíz y trigo, y 30% para soja. También hay varias reformas, por ejemplo la impositiva en Buenos Aires, donde uno de los puntos resulta en un aumento del impuesto inmobiliario del 75%. Así, hay impuestos y servicios congelados pero otros levantan temperatura rápidamente.

* Mientras el Dólar oficial es congelado, el uso de la moneda extranjera para ahorro, turismo o pago de servicios internacionales, tiene un recargo del 30%, es decir que está congelado si no lo usamos más que para ver su cotización. Además la compra de Dólar billete tiene un tope máximo de U$S 200/mes, restricción de volumen que la compra de Dólar Bolsa no tiene, que además resulta en menor valor que el Dólar Banco Nación más el 30% de recargo.

La empresa agrícola que en esencia produce materias primas, lo hace a través de la compra de insumos y servicios, la mayoría de ellos cotizados en Dólares, y vende granos, también cotizados en Dólares, pero, teniendo en cuenta los cambios en las reglas de juego, veamos a que Dólar nos referimos cuando compramos y cuando vendemos.

La compra de insumos se factura en PESOS, y el precio se logra convirtiendo el precio en Dólares según el tipo de cambio del día de pago al valor del Dólar mayorista venta Banco Nación, el mismo se obtiene en la página web, opción cotizaciones de divisas Banco Nación: https://www.bna.com.ar/Personas.

La compra de insumos es equivalente a una compra de Dólares, por lo que es lógico que se convierta al Dólar venta, nos venden insumos, pero en realidad nos venden Dólares. En este tipo de operaciones no aplica el famoso recargo del 30%, sino solo el tipo de cambio del día, planchado desde hace más de dos meses.

Por otro lado, la venta de granos es equivalente a vender Dólares, para obtener PESOS, y en teoría deberíamos referenciarnos al Dólar divisa compra, sin embargo muchas de las operaciones cuya venta de granos se cotiza en Dólares, es convertida al Dólar mayorista. Puede decirse que el tipo de cambio al que se compra insumos y vende granos en el agro es el mismo, aunque depende de cada comercializadora. 

Significa que, de hacer operaciones en el mismo día, no tendríamos que preocuparnos por devaluaciones futuras, sin embargo en el agro se realizan compras y ventas muy desfasadas unas de otras, por lo que vale la pena tener presente el tipo de cambio al que se realizan y esperan realizarse en el futuro.

Una herramienta de consulta muy útil para conocer el tipo de cambio esperado hacia el futuro por el mercado es el ROFEX, mercado futuro de Dólar: https://www.rofex.com.ar/, en el que podemos ver cotizaciones del tipo de cambio desde ahora hasta septiembre 2020, y así, por ejemplo ver a que Dólar venderemos el maíz en abril, $66,5/U$S o la soja en mayo, $68,35/U$S. Estos valores cambian todos los días, según la percepción de quienes compran y venden Dólar futuro, ligada a los cambios de la macroeconomía argentina, por lo que estos valores, son los de cierre del viernes 10 de enero 2020, y hoy podrán verse otros valores, más altos o más bajos, según se opere en este Mercado a Término de Dólar. 

Entonces, si los futuros de Dólar cambian todos los días ¿Cómo usar esa información para tomar decisiones?

Dado que la compra de insumos, la venta de granos, los pagos de impuestos, etc. No suelen hacerse el mismo día, y, según como nos manejemos, puede significar perder o ganar en los cambios del tipo de cambio, se recomienda considerar lo siguiente.

Para la compra de insumos: En el momento de comprar insumos, pesificados al día del pago, recordar que equivale a una compra de Dólares, que serán vendidos en el futuro, con la venta de granos, por lo que, a fin de asegurar un tipo de cambio en el futuro, la compra de insumos podría ser combinada con la venta de Dólares futuros, según la fecha a la que se espera vender el granos. Esto nos resguardaría de una baja del Dólar a futuro, y, aunque protegerse de una baja parezca raro en un contexto devaluatorio, si vemos cómo evolucionó el Dólar mayo 2020 por ejemplo, veremos que no es tan ilógico cubrirse de una baja del Dólar, y por ende de una pérdida del poder adquisitivo del grano a vender en el futuro.

cuadro
Para la venta de granos: La venta de granos, sin darle un destino inmediato a los PESOS obtenidos, es uno de los planteos que se hace cada agro empresa antes de poner precio al grano, al punto en el que se pierden oportunidades de precio disponibles y/o futuras, por no resolver este dilema. Así, una venta de granos es equivalente a vender Dólares para obtener PESOS, por lo que debería combinar la venta de granos con la compra de Dólares, operación limitada para realmente comprar Dólar billete, pero no limitada para la compra de Dólar futuro Rofex, o Dólar Bolsa en el mercado de capitales.

La compra de Dólares se realiza para protegernos de una suba del tipo de cambio, que nos haga perder poder adquisitivo de los PESOS que obtenemos hoy, por tanto, vender grano hoy, puede combinarse con una compra de Dólar futuro, a la fecha en que el dinero será utilizado, o bien con la compra de Dólar Bolsa, que será pesificado cuando necesitemos hacer pagos en el futuro.

De igual forma deben ser vistas las ventas a futuro de granos, o la compra de insumos que serán cancelados a cosecha.

Conclusiones: La empresa agrícola compra y vende Dólares todo el tiempo, en formato de insumos y granos respectivamente, pero piensa en PESOS y debe tener en cuenta que, independientemente de los vaivenes de la moneda nacional, tenemos herramientas disponibles en los Mercados a Término, a fin de minimizar el riesgo de pérdida de poder adquisitivo y proteger la renta de la actividad agrícola, en muchos casos muy sensible a una mala decisión de compra venta, que puede pasar a resultar en quebranto cuando quedamos pesificados. 

Alguno de los dichos atribuidos al famoso Einstein dice que “Hay que aprender las reglas del juego y después jugar mejor que cualquier otro”, y ante la resistencia al cambio, de entrar en estos mercados futuros, y manejar estas herramientas comerciales, tenemos esta otra frase que nos desafía, “La medida de la inteligencia es la capacidad de cambiar”. Empecemos el año entonces, proponiéndonos hacer cosas que antes nos resistimos a hacer, a fin de obtener mejores resultados, producto de mejorar la gestión de nuestras agro empresas.

 Marianela De Emilio -   Ing. Agr. Msc. Agronegocios
[email protected]

Boletín de noticias