Precios de granos ¿cuestión de stock o cuestión de poder?

Opinión 15 de octubre de 2019 Por
(Por Marianela De Emilio; Ing. Agr. Msc. Agronegocios) - Los precios agrícolas tiene muchas idas y vueltas, muchos temas. El poder económico y/o el stock están entre ellos.
Cuestión de stock-de poder

La conversación de los precios tiene muchas idas y vueltas, que si un presidente se pelea con otro en una lucha de poderes, que si se establecen políticas públicas que afecten los precios, que si nieva en Norteamérica o deja de llover en Sudamérica, que si un informe del USDA nos cambiará la vida o no. Son muchos los temas, algunos representan el poder económico del mundo, otros representan la fortaleza de contar con suficiente cereal, es decir stock. Pero ¿que pesa más en la balanza de los precios, el stock o el poder?

Cuestión de poder:
Hace más de un año y medio la guerra comercial entre China y Estados Unidos es de público conocimiento, y, cual novela que nunca acaba, el mercado sigue los pasos de reuniones, tweets, comunicados, etc., hace dos semanas comenzó a tomar forma un nuevo capítulo de esta guerra comercial, y es la muestra de voluntad de llegar a un acuerdo, de parte de China materializado en compras de granos, principalmente soja, a USA, y ratificada esta voluntad en anuncios positivos del Presidente Trump, luego de una reunión que sostuvieron el viernes pasado en Estados Unidos, lo que trae consigo la vuelta de China a comprar sobre este país, y hace reaccionar Chicago a la suba en todos sus granos, trigo, soja y maíz.

Sin embargo, mientras China muestra voluntad de compra, el problema de la peste porcina sigue presente y avanzando, con focos que aparecen no solo en China sino en países vecinos, Vietnam, Tailandia, y, aunque se están llevando a cabo medidas de control, el hecho es que son países de mucha población, y muy grandes en zonas sin infraestructura, con selva que permite la vida de chanchos salvajes, los que transmiten la enfermedad de un lugar a otro. Esto resulta en una merma de la demanda de grano y harina de soja, que se observa en 11 millones de toneladas de grano que China dejo de importar el año pasado, y se sostiene en estos niveles inferiores este año, apenas subiendo en 2 millones, en cuanto a la harina de soja, aún no se observan recortes en la demanda del sudeste asiático, pero podría ser un hecho si este problema sanitario no se resuelve y termina por diezmar la población porcina de estos países, principales productores y consumidores de esta carne. El poder de la demanda manda, y sería bajista en caso de continuar.

china
-Cuestión de stocks:
Los stocks de granos en el mundo se visualizan a través de la relación stock/consumo, que representa la proporción de stock final de una campaña, cuando comienza a ingresar el grano de la nueva campaña, respecto al consumo global del grano, de modo que nos cuenta el porcentaje remanente de grano disponible en caso que alguna proporción de la nueva cosecha fallara. En la medida que esta proporción de stock final representa más del 25% del consumo global de granos, es un volumen cómodo para la demanda, que sabe que es poco probable una falla productiva tan grande, que reduzca más del 25% de la producción mundial de granos.

Veamos entonces como quedó la relación stock/consumo mundial, luego del informe de oferta y demanda mundial de granos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

stockFuente: USDA

En el gráfico vemos que desde la campaña 14/15 la relación stock/consumo mundial de los tres granos se mantuvo por encima, o, en el caso de la soja, justo en la línea del 25%, y esto coincide con el tiempo en que los precios se estacionaron en menores niveles, y, salvo cortos períodos de subas, se mantuvieron en una lateralidad internacional.
-Trigo: Pasando de mayor a menor, considerando al trigo como el cereal de mayor stock, ya cercano al 40%, si planteáramos la hipótesis de cuanto trigo debería faltar en el mundo para generar un impacto alcista de mediano y largo plazo en los precios, podríamos decir que solo un recorte de 99 millones de toneladas a nivel mundial, llevarían los stocks a niveles del 25%, no obstante, el año pasado los precios internacionales de trigo se mantuvieron en muy buenos niveles, y pudimos verlo a nivel local, y el recorte productivo fue de 31 millones de toneladas, si comparamos la producción 18/19 versus la 17/18, es decir, un tercio del recorte planteado. Vemos entonces que esas fallas productivas causaron subas de mediano plazo, pero este año, con niveles productivos recuperados, con una cosecha mundial 19/20 proyectada en 766 millones de toneladas, 35 millones más que el año pasado, los precios vuelven a niveles inferiores, y toda suba será de corto plazo, porque hay suficiente volumen para afrontar el mediano plazo.

-Soja: Sigamos con soja, con una relación stock/consumo 19/20 proyectada en 27%, bastaría un recorte productivo de 7 millones de toneladas para volver a una relación stock/consumo de 25%, una relación stock/consumo cómoda para afrontar la campaña siguiente, sin embargo, sabiendo que Sudamérica produce más del 55% de la soja del mundo, los meses que vienen serán de mucha tensión, si es que el clima no se comporta con previsibilidad. Se espera que el clima mejore, los pronósticos para Argentina mejoran, pero no quita nerviosismo al mercado, que estará pendiente, gota a gota, de las lluvias de Sudamérica, más aún con posibles recortes productivos en Estados Unidos, cuyas tormentas de nieve de este fin de semana, podrían desinflar los rendimientos de muchas zonas afectadas, al punto de recortar nuevamente su producción 19/20, que ya se proyecta 24 millones de toneladas inferior a la cosecha 18/19. La soja esta en tensión, y la lucha de poderes lo sabe.

-Maíz: Por último, el maíz, que baja su relación stock/consumo por tercer campaña consecutiva, necesitaría un recorte de 22 millones de toneladas para bajar a una relación stock/consumo del 25%, y tenemos la producción de Estados Unidos 19/20 ya recortada en 16 millones de toneladas, con este temporal de nieve de por medio, la cosecha demorada, y el efecto de pérdida de peso del grano que estas bajas temperaturas causan, un nuevo recorte de parte de este país podría ser posible, y con esto aumenta la tensión sobre Sudamérica, responsable de más del 40% de las exportaciones de maíz del mundo. Esto pone los precios a la suba en el corto plazo, pero el mediano plazo podría devolverlos a la baja, por tranquilidad productiva en Sudamérica.

CONCLUSIONES: Los precios de los granos, sometidos a una guerra comercial por largo tiempo, pero una guerra comercial que se peleaba en la abundancia de oferta de granos, y una demanda disminuida. El enfoque de los precios cambia cuando la tranquilidad de la oferta de mercadería no está, y el riesgo de menores niveles de stock aparece, esto cambia las condiciones de lucha, y nos muestra que el verdadero poder está en el soberano, el clima, que, a la vuelta de una nevada, complica el escenario de cosecha en Estados Unidos, y pone a Sudamérica más en la mira que nunca, para garantizar los volúmenes, sobre todo de soja y maíz, que no estarán en Norteamérica.

Los precios vienen a la suba, las subas son empujadas por una combinación de condimentos del poder político mundial y stocks no tan holgados, pero al final, los precios son primero una cuestión de stock, y cuando estos están garantizados, son cuestión de poder, primero el poder de la demanda, luego el resto. Aprovechar el camino a la suba, no creer que es eterno, y tomar buenas decisiones comerciales.

Marianela De Emilio; Ing. Agr. Msc. Agronegocios;
[email protected]

Boletín de noticias