En San Genaro una de las concejales renunciantes dice que fue engañada

Provinciales 02 de noviembre de 2019 Por
Griselda Altamira expresó que nunca le explicaron la situación y renunció a su banca contra su voluntad. Ahora está dispuesta a asumir.
altamira-san-genaro

El destape en la Cámara de Diputados de la presunta renuncia de tres concejalas electas en San Genaro: Ariana Mergen, Beatriz Vivas y Griselda Altamira para esquivar la ordenanza de paridad de género y dejarle la banca en juego a un varón, Luciano Morello, escaló ayer hasta la cúpula del Frente Progresista.

Altamira retiró su renuncia, dijo que la había firmado contra su "voluntad" y mandó al frente a Mergen, (secretaria de Gobierno del intendente Gastón Marconcini), que la convocó a su despacho y le dijo que tenía que firmar "sí o sí". Lo que ella "desconocía" es que también habían renunciado la propia Mergen y la segunda mujer de la lista, Vivas, por lo que faltaba su renuncia para que pueda asumir Morello.

El jueves, en la Legislatura, la diputada Alicia Gutiérrez denunció la maniobra y leyó un escrito que exige al Frente Progresista que "revea la decisión de darle a un varón la banca que le corresponde a una mujer", promete acciones legales para evitar que se consolide el supuesto despojo y le pide a los concejales que asumirán el 10 de diciembre que rechacen el "diploma" de Morello. El documento ya tiene decenas de firmas de legisladores y políticos de todos los partidos, entre ellos la del senador electo por el departamento San Jerónimo, Leonardo Diana, quien sumó su repudio a una acción que involucra al intendente Marconcini y a su propio espacio político.

Lo sucedido. Griselda Altamira, se considera una humilde militante social y radical desde 1983, y es ama de casa. “El 15 de octubre recibí un llamado desde la Municipalidad para que vaya. Pensé que me iban a dar un trabajo, pero allí Ariana Mergen (secretaria de gobierno y quien encabezaba la lista de concejales) me dijo que no quería asumir y que teníamos que firmar para que Luciano (Morelli) pudiera ser concejal”, contó la mujer en diálogo con Info Más.

Por la ordenanza de paridad que rige en San Genaro y que fue aprobada por unanimidad en 2018, la banca de una mujer debe ser ocupada por la mujer que le sigue en la lista. Al renunciar las tres candidatas de la lista, debería asumir el primer hombre de la nómina.

“Nunca me explicaron que yo tenía la posibilidad de ser concejal con esta situación, yo lo ignoraba al firmar. Me siento engañada, me llamaron para hablar pero ya me defraudaron, ahora no tengo más nada que hablar. Mi familia es una revolución, están todos mal por lo que pasó y yo quiero asumir”, reveló Altamira.

Tras enterarse de lo sucedido, decidió revocar su renuncia e intentar asumir esa banca. Asesorada por el abogado constitucionalista Domingo Rondina, la candidata irá a Santa Fe este viernes para finiquitar los papeles y realizar los trámites correspondientes. “Estoy capacitada para asumir, puede ser que no tenga estudios, pero tengo la experiencia de la calle, ando por todos los barrios y me debo a la gente, a los vecinos que confiaron el voto. Muchos votaron esa lista por mi”, concluyó.

En tanto, las tres renuncias ingresaron este jueves a comisiones del Concejo Municipal para ser estudiadas por los ediles, quienes citarán para el próximo lunes a las tres candidatas renunciantes para que brinden las explicaciones del caso.

Fuentes: Rosario12 e InfoMás / Edición: Las Rosas Digital / Foto: InfoMás


Ariana-Mergen-San-Genaro-e1572455897794San Genaro: renuncia concejal electa, y sus dos suplentes. Eluden la paridad de género

Boletín de noticias