Línea de partida para el agregado de valor

Opinión 09 de septiembre de 2019 Por
(por Ing. Agr. Msc. Agronegocios Marianela De Emilio) - Las proporciones que muestran la necesidad de seguir camino al desarrollo.
oveja-comiendo-maizysoja[3386]

Uno de los mayores puntos de análisis de nuestra economía es como estamos respecto a la balanza comercial, si importamos más o menos de lo que exportamos, y otro punto importante es respecto al valor agregado de los productos exportados, conociendo que gran parte de las exportaciones argentinas corresponden a materias primas, con nulo o muy escaso valor agregado, como es el caso de granos, harinas o aceites a granel.

Pero tomemos distancia desde Argentina al mundo, para ver donde estamos respecto al resto de países productores y exportadores de materias primas. En el siguiente cuadro se tomaron los volúmenes de soja, trigo y maíz, para la 19/20, según el último informe del USDA, y se agrupan según se produzcan y/o exporten desde el Hemisferio Norte o Sur. Comparemos entonces proporciones, hemisferios y cultivos.

cultivosProducción: Vemos que tanto trigo como maíz es producido en mucha mayor proporción en el Hemisferio Norte, 95% y 86% respectivamente, que en el Hemisferio Sur, 5% y 14%.
Esto es lógico si entendemos que en el Hemisferio Norte se agrupa la mayor proporción de suelos del mundo, versus el Hemisferio Sur, donde predomina el Océano y hay menos Continente. Lo curioso es ver que, con menor proporción de tierras, cuando vemos la producción de soja, más de la mitad se producen en el Hemisferio Sur, y debe hacernos pensar en que es lo que hace que estos tres cultivos se distribuyan de esta manera en el planeta. Un motivo puede ser los mayores costos de producción de las gramíneas (maíz y trigo), en relación a la soja, sumado a esto deberíamos considerar que los países del Hemisferio Sur, principalmente el continente americano, donde predominan países subdesarrollados, se vuelca por sistemas productivos simples (manejo del cultivo, almacenamiento, logística, etc.).

cultivos hemisferios
Exportación: Pasemos a la exportación y su distribución, el 15% del trigo que se exporta en el mundo proviene del Hemisferio Sur, proporcionalmente es tres veces más que la proporción de trigo producida en este Hemisferio. Si vamos a maíz, el 40% del maíz que se exporta en el mundo, proviene del Hemisferio Sur, más de dos veces por encima de la proporción de maíz producida ahí. Por último, el 61% de la soja exportada en el mundo, como grano, proviene del Sur, lo que tiene mayor coherencia con el 54% de soja producida en este Hemisferio.
La pregunta es ¿Por qué el Hemisferio Sur tiene tanto protagonismo en la exportación de cereales, respecto al protagonismo de la producción de los mismos?  La respuesta está directamente ligada a la falta de valor agregado de estos cereales en estos países productores, lo que permite exportar grandes volúmenes como grano.

cultivos grafic

Si pasamos a nuestro país específicamente, podemos decir que más del 90% de la soja se va en la exportación como grano, harina o aceite, que no dejan de ser productos con bajo valor agregado. En cuanto a maíz, casi el 80% del mismo sale de nuestro país como grano, caso único en el mundo, donde el promedio de exportaciones de maíz es solo del 15% de lo que el país produce, significa que el 85% se procesa dentro del país productor, solo Rusia y Brasil exportan algo más del 30% de lo que producen. Para terminar diremos que exportamos casi el 70% del trigo que producimos, otro cereal con gran potencial de agregado de valor, cuando el mundo exporta solo el 24% del trigo que produce.

Para ir a números actuales, diremos que, el último conteo de exportaciones del Ministerio de Agroindustria, nos muestra que, de 48 millones de toneladas de maíz 18/19, 30 millones fueron vendidos a la exportación y 2,9 a la industria, de las 19 millones de toneladas de trigo 18/19 casi 13 millones fueron exportadas y 4 compradas por la industria, y en soja, de las 56 millones de toneladas, 9,5 fueron vendidas a la exportación, mientras el resto a la industria, de lo que es exportado como harina y aceite en casi el 90% de lo que producimos.

Por último, es importante destacar la fragilidad de los precios de nuestras exportaciones, que dependen de un contexto internacional, en este momento con fuerte presión bajista para las materias primas. Solo ver como el maíz bajó U$S -23/TN durante agosto para el precio de exportación, y U$S -20/TN en el precio disponible, o como el trigo bajó a nivel internacional en el mismo tiempo U$S -18/TN, nos muestra esta fragilidad de depender en gran volumen de las exportaciones de materias primas.

Conclusiones: Esto nos muestra la necesidad de seguir trabajando en propuestas de desarrollo en nuestras cadenas de valor. Conocer estos datos es solo el principio para fundamentar cualquier iniciativa de agregado de valor, el paso siguiente es poner números concretos y activar los diferentes caminos posibles como carnes, lácteos, subproductos, etc.

Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
[email protected]
TE: 03471-15556108
INTA Las Rosas

Boletín de noticias