Las Rosas: charla pública entre el Dr. Facundo Manes y Leonardo Ponzio

Locales 03 de septiembre de 2018 Por
Ante unas 600 personas, el capitán de River Leo Ponzio y el neurocientífico y político Facundo Manes, brindaron una charla sobre ciencia y deporte en el Club Williams Kemmis.
ponzio manes camiseta mosaico

Escucha el audio

Leonardo Ponzio - Dr. Facundo Manes

por Renacer Regional

La conversación pública entre ambos se desarrolló el lunes 3 de septiembre, por la mañana, ante un auditorio compuesto mayoritariamente por alumnos de esculeas secundarias de Las Rosas, docentes, y público interesado.  Luego del Dr. Manes se reunión con representantes de distintas instituciones en la Biblioteca Domingo F. Sarmiento.

ponzio manes 2Consultado Leo Ponzio por cómo nace la llegada de Manes a Las Rosas, respondió que "hay una amistad de por medio, y contactos en cuanto a colegios y organizaciones del club Williams Kemmis. Es una persona muy influyente en nuestra sociedad, con el cual tras conversaciones surgió amistidad y hoy es una gran oportunidad de contar con su presencia".

Por otra parte Facundo Manes se refirió a la motivación de los jóvenes, cómo influyen las emociones en el campo de la ciencia, medicinas complementarias, haciendo además una lectura sobre la actualidad de la educación a nivel país. Finalmente se refirió a la situación actual que atraviesa el país.

(Se recomiendo escuchar el audio completo)

ponzio manes publico
ponzio manes ole

Cobertura de períodico Olé: "Las Rosas es mi lugar en el mundo, el que me vio nacer y crecer, y el que me recibe cada vez que tengo algún día libre”. Leonardo Ponzio no sólo tiene siempre presente su origen, sus raíces, a pesar de de haberse convertido en un ídolo de River. El futbolista de 36 años ya va palpitando el momento de su retiro y está cada vez más abocado a colaborar con los habitantes (alrededor de 14 mil) de la ciudad santafesina de Las Rosas, en la que se siente “uno más porque me conocen de chico y me tratan como a cualquiera, voy al banco, a la panadería, me permite bajar a la Tierra”. Por eso, en retribución a sus días felices en esos lares, el capitán y símbolo del equipo de Marcelo Gallardo organizó una charla en el club de barrio donde pateó las primeras pelotas en partidos oficiales. Lo hizo, este lunes, junto al reconocido neurólogo, neurocientífico y político Facundo Manes, y a beneficio del “Hogarcito Nazaret”, un comedor escolar y al club Williams Kemmis.

La charla se realizó en el gimnasio del Kemmis y contó con la presencia de mil personas. El único requisito para ingresar al lugar era llevar un alimento no perecedero y, obviamente, todos colaboraron con la causa que impulsaron Ponzio y Manes, quienes tienen una gran relación por sus similares orígenes (el neurocientífico se crió en Salto, provincia de Buenos Aires, y también jugó al fútbol de purrete). La premisa fue que los chicos, y la enorme cantidad de mayores que acudieron, capten el mensaje de que “lo más importante que tiene un país son los cerebros de los ciudadanos”. También, motivar a los niños a que “sueñen en grande”.

De todas maneras, por la trascendencia del personaje, la palabra que más recepción tuvo en la gente fue la de Ponzio, quien con su simpleza habitual destacó el valor de crecer con el camino marcado por referentes cercanos. “Mi ejemplo era mi viejo trabajando, no esperándome en la tribuna para ver si llegaba a la Primera”, contó, para que los chicos entiendan que todo lo que él logró en su carrera fue en base al sacrificio propio y de toda su familia.

Después de la charla, cuyo principal orador fue Manes, el volante de River se quedó charlando con algunos conocidos del pueblo y sacándose fotos con todos los chicos que querían llevarse un recuerdo. Aunque Leo también se quedó con un souvenir: la camiseta del Kemmis de Las Rosas con el número 23, el que usó en todas las Copas que levantó con la Banda. “Cuando jugaba acá de chiquito era el goleador de la categoría, jaja. Jugué de nueve hasta que fui a Newell’s, a los 14 años, y al poquito tiempo me fueron bajando: de 8, de 10, jugaba por el carril. Pero la verdad es que sí, en las Inferiores del Kemmis era de querer pasarme a todos y no se la daba a nadie”, recordó Ponzio, quien dedicó la mayor parte de su día libre (hoy a las 16 vuelve a entrenarse con River en el predio de Ezeiza) a este evento que vivió con enorme felicidad y mucha pasión.

Te puede interesar