Calendario de competitividad exportadora. Un negocio al límite.

Opinión 23 de septiembre de 2019 Por
(Por Marianela De Emilio - Ing. Agr. Msc. Agronegocios)
Calendario Exportador[3943]

Escuchamos permanentemente que somos un país agro exportador, y que el campo es el motor de la economía nacional. Si bien las exportaciones de granos y productos primarios de la molienda tienen gran protagonismo en el PBI argentino, también es cierto que se trata de comodities, de productos con escaso o nulo valor agregado, con los que competimos con otros países que producen lo mismo, principalmente, en el caso de la soja y el maíz, con Brasil y Estados Unidos.

Entre Argentina, Brasil y Estados Unidos se concentra la producción del 81% de la soja del mundo y 46% del maíz del mundo, y, más relevante aún, se concentra el 88 y 85% de la exportación de grano y harina de soja respectivamente, y 71% de la exportación de grano de maíz. Significa que el mercado agro exportador de estos dos granos está en manos de estos tres países. En los cuadros a continuación pueden verse estos porcentajes según la proporción en la que participa cada país. 

CALENDARIO DE SOJA
SOJA DE AMERICA

CALENDARIO DE MAÍZ
MZ AMERICA
Considerando que las compras de mercadería se distribuyen durante el año, veamos cuales son los meses en los que se dispone de cosecha nueva de parte de estos tres proveedores mundiales.

SOJA: A partir de marzo comienza a fluir la soja desde Brasil, a la que se suma la soja de Argentina en abril, y desde la segunda quincena de septiembre ya comienza a salir la soja de Estados Unidos, cada una de estas cosechas se distribuye durante tres meses desde su inicio, solo julio, agosto, diciembre, enero y febrero, son meses en los que no hay cosecha activa, pero hay disposición de mercadería nueva desde Sudamérica en julio y agosto, y desde Estados Unidos en diciembre, enero y febrero. Julio, agosto y enero, febrero son meses claves para la definición de rendimiento en Estados Unidos y Sudamérica respectivamente, los meses de mayor tensión en el mercado de soja, pero, pasado ese tiempo y el riesgo de pérdidas, el mercado se queda tranquilo y ofrece lo mínimo necesario, para proveerse de esta oleaginosa.

MAÍZ: La cosecha de maíz temprano en Brasil, comienza en febrero, aunque es poco el volumen que fluye desde esta fecha productiva. Argentina arranca su cosecha de maíz temprano en marzo, pero en mayor volumen desde abril, y se empalma la cosecha del temprano con el tardío, lo que hace que se extienda por al menos cinco meses en nuestro país. En septiembre inicia la cosecha de maíz estadounidense, y continua hasta noviembre. Solo diciembre y enero son meses en los que no hay actividad de cosecha en América. Al igual que en soja, julio y enero son meses decisivos para el maíz, por concentrarse la floración en Estados Unidos y Sudamérica respectivamente, aunque las siembras tardías de Argentina y Brasil llevan la floración a escapar de enero, extendiéndose a febrero y mayo respectivamente, repartiendo la tensión productiva durante más meses respecto a la soja, y, dado que el volumen de producción de Brasil y Argentina representa el 14% del maíz mundial, es menos frecuente que hayan saltos abruptos de precios, como si ocurre en julio, ante dudas productivas en Estados Unidos, responsable de la producción de más del 30% del maíz del mundo. Por último, julio también es el mes de floración del maíz en China, donde se produce el 23% del maíz del mundo, el cual se consume completamente en China para la cría de cerdos y aves entre otras actividades, significa que en caso de haber fallas productivas en China, las importaciones de maíz de este país aumentaran, para sostener la producción de carnes y otros alimentos, cuyo insumo principal es el maíz. Todo esto agrega tensión a julio para este cereal.
SJ Y MZ Exp
En el gráfico vemos la evolución de los precios de soja y maíz en Chicago para los últimos doce meses, y marcamos enero y julio 2019 en ambos granos. Este año en particular, fue julio el momento de mayor tensión, debido a los retrasos de siembra de soja y maíz en USA, sin observarse mayores sobresaltos en enero 2019, y si con grandes caídas en soja, hacia mayo, momento de cosecha sudamericana.

Entre los precios mínimos y máximos de soja y maíz, se atravesaron fluctuaciones de U$S 50 y 40/TN respectivamente, estando la soja por encima de la media de precios de este año, y el maíz por debajo de la media de precios.

Análisis: El mercado de soja en Argentina, enfocado a la actividad de molienda local y exportación de harina, ofrece al mundo un producto con un mínimo grado de valor agregado, un comoditie comercializado durante el año a valores que copian las fluctuaciones del mercado internacional, con pocos meses en los que puede darse una oportunidad de precio, dado que el fluir de mercadería es casi incesante entre las cosechas de Estados Unidos y Sudamérica, y solo una falla productiva significativa, podría traer subas de precios que se sostengan por al menos seis meses, hasta la entrada de la siguiente cosecha.

Si vamos al mercado de maíz argentino, enfocado en la exportación de maíz como grano, tenemos un trimestre de oportunidad para capturar compradores que busquen mercadería nueva entre abril y junio, luego ingresa el amplio caudal de maíz brasilero, e inmediatamente después comienza el ingreso del maíz estadounidense, lo que nos deja como segunda y tercera alternativa de compras de un grano sin ningún valor agregado, con precios que buscan máximos internacionales, en el momento de mayor presión de cosecha sudamericana, entre la safriña de Brasil y la cosecha tardía de Argentina.

Conclusiones: Si nos pregunta el mundo ¿Qué tenemos para ofrecer?

·         Podemos contestar que disponemos de soja, harina de soja y maíz, que podemos proveerles de harina de soja y granos de soja al mismo tiempo que Brasil también lo hace, solo que, en el caso de harina, somos mucho más competitivos, lo que nos da cierta ventaja sobre Brasil, y permite la fidelización de muchos compradores a lo largo del año, prefiriendo Argentina antes que Brasil y Estados Unidos muchas veces. Pero la harina de soja no es exportada en semejantes volúmenes en el resto de los países que muelen soja, debido a que en general su destino es dentro del país y es transformado en otra cosa, carnes, por ejemplo.

·         Podemos contestar también que tenemos maíz como grano, de excelente calidad, saliendo entre abril y junio, meses en los que Estados Unidos dispone de maíz viejo, como mínimo con cinco meses de cosechado, y Brasil aún no está en posición de ofrecer sus bajos volúmenes de maíz temprano. Pero, pasado este tiempo, nuestro maíz se mezcla con Brasil y la calidad baja notablemente, por las malas condiciones de cosecha de la mayoría de los planteos tardíos en el centro del país. Recordemos que el maíz como grano es un insumo fundamental de muchas cadenas de valor agregado, y que, mientras nosotros seguimos apostando al maíz tardío con destino a la exportación, estamos perdiendo por partida doble, por un lado, disponer del cereal cuando no hay maíz nuevo disponible a la exportación en ninguna parte del mundo, entre abril y junio. Por otro lado, estamos perdiendo todo el valor que el maíz tiene para dar, cuando lo transformamos en otra cosa, carne, huevos, etc.

El calendario de siembras y cosechas del continente americano, nos cuenta que es poco y limitado el tiempo para competir con productos con bajo o nulo valor agregado, con muy baja fuerza de negociación, siempre que otros tengan los mismos productos, o muy parecidos, en el mismo tiempo en que nosotros salimos a ofrecerlo. Los límites de estos negocios son muy estrechos, y las fluctuaciones de precios pueden dar vuelta un resultado de positivo a negativo.

¿Podríamos ofrecer algo más? Quienes compran harina de soja y maíz ¿podrían comprar otros productos con mayor valor agregado? ¿Cómo pasar de ser agroexportadores, a exportadores de alimentos y bienes más desarrollados? ¿Por dónde empezar frente a un contexto cambiante en el mundo y el país?

Plantear las preguntas es el primer paso para desear encontrar respuestas y ponernos manos a la obra. 

Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
 [email protected]
TE: 03471-15556108 -    INTA Las Rosas

Boletín de noticias