"Corazón de Turco"

Opinión 29 de enero de 2014 Por
Su segundo mandato al frente de la Casa Gris lo marcará como el mejor gobernador santafesino, como mínimo desde el retorno de la democracia, tan...
obeid-conmate.jpg
obeid-conmate.jpg



Su segundo mandato al frente de la Casa Gris lo marcará como el mejor gobernador santafesino, como mínimo desde el retorno de la democracia, tan superior a sus antecesores como los que vinieron después. ¿Cómo se llega a semejante y caprichosa adjetivación? Simple; el político tiene la obligación de cambiar la vida del vecino; se logra devolviéndole derechos o hacerlos acceder a ellos por primera vez. Muchos son por reconocimientos discursivos, la mayoría a través de obra pública. Fue entre 2003-2007 cuando la mayoría de los habitantes de esta provincia vieron mejorados sus barrios.

Tuvo puntos reprochables, y otros discutibles. El sector docente fue maltratado en sus años de gobernador; como quien quiere redimirse en poco tiempo y hacer olvidar viejas disputas no mejoró sus condiciones laborales, hizo la fácil eliminando su "presentismo". La salud pública no avanzó como merecía, por falta de tiempo o no ser su prioridad. Aún se debate su decisión sobre el Banco Provincia de Santa Fe. Y quizás no comprendió que la "nueva política" tiene que ir acompañada por un fuerte sistema de propaganda, descansando demasiado en los caudillos territoriales para que sean sus defensores.

Por pensar que los que vendrían lo elevarían al estatus de estadista almacenó millones de pesos en caja, los que, coincidiendo o no con sus destinos, tiempo después el socialismo volcó a la calle, oficinas públicas y difusión.

No fue la única ayuda que le brindó al partido de la rosa que soñaba con la capital pero tenía dos grandes problemas. La ley de lemas su primer talón de Aquiles, ya que con ella el peronismo juntaba "agua con aceite" y sumaba votos para el triunfo: la derogó. Era figurita repetida que el PS ganaba el centro de Rosario y perdía los barrios; el arribo de obra pública más allá de los bulevares le dió a Hermes Binner el empujón que necesita para ganar la provincia e imaginar una Santa Fe socialista por dos décadas.

Políticamente, su último tramo de gestión tuvo exceso de egoísmo peronista, como si uno no fuera condición sine qua non de lo otro. Privó su competencia con Carlos Reutemann por sobre los intereses del partido. Existe un proverbio turco que dice "El caballo conoce por la brida al que lo conduce"; no se elogiaban sinceramente, menos aún uno se subordinaba al otro. Como muchos matrimonios, solo eran una sociedad bajo un mismo techo.

Una vez alejado de la Casa Gris libró dos batallas casi solitariamente. Ambas las hizo con la misma pasión pero no menos personalismo. Quería vivir, también subsistir políticamente por temor de ser olvidado. Por eso fue kirchnerista, después "peronista federal" para terminar en las filas del cristinismo.

El título de este artículo es coincidente con una película argentina de 1940. Ese film en blanco y negro tenía a un turco acriollado intentando enamorar a una joven de la alta sociedad. Es posible que no lo haya logrado totalmente en las urnas, sin embargo por estas horas donde se lo puede analizar con más serenidad, gran parte del pueblo santafesino lo recuerde como el gobernador qué más hizo para intentarlo. Jorge Alberto Obeid, misyonunu tamamladi .

César Negri - @cesarnegri18

Juan Carlos Baglietto nos dijo "Por qué cantamos" http://www.youtube.com/watch?v=OsXqqgXBXPM

{youtubejw}OsXqqgXBXPM{/youtubejw}

Te puede interesar