La empanada: ¿con o sin pasas?

Opinión 01 de noviembre Por
La comida agridulce es uno de los grandes debates de la gastronomía moderna. Hay quienes defienden esta combinación de sabores y otros a los que les parece repulsiva. Se trata de una de las discusiones más largas a la hora de hacer o pedir empanadas de carne: ¿llevan o no pasas de uva?
empanadas

Una reciente encuesta determinó que el 73% de los consumidores prefiere las empanadas sin pasas de uva, poniendo fin a una de las discusiones más largas del campo de los snacks, para desilusión de los fanáticos de la fruta. Según se desprende del texto, el porcentaje mayoritario “prefiere su empanada criolla y sin nada de inventos, bien tradicional”.

Es un fuerte golpe para el 27% restante, fanático de la combinación agridulce del relleno. Pero según explican diversos especialistas, estas mezclas de sabores suelen ser rechazadas naturalmente por el paladar. Es que se trata de un sabor relativamente nuevo, si tenemos en cuenta los miles de años de historia de la humanidad, por lo que la explicación de la aversión puede estar en los genes.

Si bien algunos maridajes entre dulce y salado son más aceptados que otros, en general suelen ser los contrastes fuertes los que generan problemas en los comensales. Una empanada jugosa, con huevo, sal, aceitunas y de golpe algo dulce de textura extraña, puede desalentar a más de uno a seguir consumiéndola.

Cuestión de gustos

En el país hay casi un relleno por cada una de las provincias, dato que se explica en la disponibilidad de ingredientes, las costumbres, pero sobre todo en el gusto de los pobladores. Es que no es lo mismo la inmigración que conformó a La Rioja, en su mayoría árabe, que los británicos que poblaron las zonas costeras de la Patagonia.

Existen algunas variantes, como las salteñas, que cobraron fama a nivel mundial por el masivo flujo de turistas extranjeros. Estas empanadas, algo más chicas que las regulares, contienen carne cortada a cuchillo, cebolla de verdeo, papa hervida y en algunas localidades le agregan arvejas. Suelen ser algo picantes, ya que se le agrega pimentón diluido en aceite.

Para los amantes de lo agridulce, hay variantes como la cordobesa que pese a estar rellenas de carne y cebolla, suelen tener pasas de uva y azúcar sobre la masa. Por otra parte, los rellenos de las empanadas tucumanas también tienen pasas de uva.

En la Patagonia existen dos tipos de empanadas muy particulares, las costeras tienen mariscos mezclados con tomate, en una suerte de cazuela menos jugosa. En la zona cordillerana, así como en la meseta (donde se produce lana), se utiliza la carne de cordero, con distintas verduras y hasta hongos secos, para preparar una de las empanadas más sabrosas del país.

Otro ejemplo muy curioso, que también puede generar debate entre sus adeptos, es la santiagueña. Es que su masa se prepara con harina de trigo, salmuera en lugar de agua, grasa y leche. El relleno contiene huevo picado, carne picada a cuchillo, morrones asados, cebolla de verdeo, pasas de uva, comino y sal.

Fuente: La empanada: ¿con o sin pasas?

Te puede interesar