"A todo o nada..."

Deportes 29 de septiembre de 2015 Por
(BOX por Marcos Di Santo). El argentino Lucas Matthysee (37-3 con 34 KO) y el invicto ucraniano Viktor Postol (27-0 con 11 KO) , el 3 de octubre en...
Ver galería matthysse.png
1 / 2 - matthysse.png



(BOX por Marcos Di Santo). El argentino Lucas Matthysee (37-3 con 34 KO) y el invicto ucraniano Viktor Postol (27-0 con 11 KO) , el 3 de octubre en el StubHub Center de Carson, California disputan el vacante título mundial welter junior del Consejo Mundial de Boxeo y también la oportunidad de brillar en lo más alto del boxeo profesional. El momento especial que vive este deporte, con la salida de Floyd Mayweather Jr., abre un período en el cual muchos buscarán destacarse buscando ser parte de ese vacío que deja el mejor libra por libra del planeta, que cerró su carrera en estos días.

 

Matthysee ha ganado títulos menores y ha sido campeón interino del CMB. Su marcha era arrolladora y se vaticinaba con obvios argumentos que dominaría sin problemas la categoría. Sin embargo, el 14 de septiembre del 2013, fue vencido sin atenuantes por el doble campeón mundial Danny García.

 

Matthysee consiguió recuperarse del inesperado traspié y regreso en el 2014 con dos victorias contundentes por la vía rápida. Venció a John Molina Jr. en la considerada para muchos como la pelea del año y luego hizo lo propio ante el invicto mexicano Roberto Ortiz.

En el 2015, afrontó su más duro desafío: fajarse de tú a tú contra el ruso Ruslan Provodnikov, en una, otra vez, batalla candidata a pelea del año, que ganó por decisión mayoritaria y que le abrió la puerta para esta decisión del título que dejó vacante Danny García.

 

Ganar el 3 de octubre, tiene muchos significados en la carrera del argentino. En primer lugar se consagraría por primera vez como campeón regular y por su estilo agresivo, que agrada a la mayoría de los fanáticos, vería facilitado el camino hacia las grandes bolsas. Tan es así que su nombre ya suena con fuerza como próximo rival del filipino Manny Pacquiao en el 2016.

Parece haber llegado el momento para el despegue de Lucas Matthysee y la consagración de un estilo que para muchos, merece figurar en lo más alto de este deporte. Sin embargo, se puede estar muy cerca, pero también muy lejos aún de llegar a esa meta. Y la razón es una sola: Viktor Postol.

Te puede interesar