Nada es casual

Opinión 01 de febrero Por
(OPINIÓN - por Laureano Medina) - Consideraciones sobre las declaraciones de Juan José Gómez Centurión, actual titular de Aduanas, respecto que la última dictadura militar no se trató de un plan sistemático y que había “ocho mil verdades y veintidós mil mentiras”.
medina gomez centurion
(ESPACIO DE OPINIÓN - por Laureano Medina) - Juan José Gómez Centurión, actual titular de Aduanas, declaró el domingo por la noche en un programa televisivo que la última dictadura militar no se trató de un plan sistemático y que había “ocho mil verdades y veintidós mil mentiras”. Si bien desde el gobierno nacional quisieron enmendar lo dicho por el funcionario aduciendo que era una simple apreciación personal, lo cierto es que las declaraciones se enmarcan en el posicionamiento ideológico del PRO sobre la historia y los derechos humanos.
 
Hace un año precisamente, Darío Lopérfido se desempañaba como ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires – gobernada por el PRO – cuando manifestó que en Argentina no hubo treinta mil desaparecidos y que ese número se había arreglado en una mesa cerrada para conseguir subsidios. Para no quedar atrás, el presidente Mauricio Macri calificó durante una entrevista a un medio norteamericano como “guerra sucia” al proceso desarrollado entre 1976 y 1983.
 
Las reiteradas exposiciones públicas de referentes y dirigentes del PRO no son opiniones aisladas e individuales, sino que demuestran claramente la intención del gobierno nacional de borrar la historia.
 
Si no fuese así, cómo se explicaría que una persona como Gómez Centurión, que participó activamente de dos levantamientos militares contra la democracia, sea titular de Aduanas. Tampoco podemos explicar cómo la Unión Cívica Radical forma parte de la coalición de gobierno y permite esto, cuando al que se puso en jaque en esas ocasiones fue al ex presidente Raúl Alfonsín.
 
Nada es casual. A partir de la semana pasada el PRO es miembro de la Unión Demócrata Internacional, un agrupamiento de partidos políticos de derecha entre los cuales se encuentra el Partido Republicano estadounidense del cual forma parte Donald Trump y que fue fundado por Margaret Thatcher y George Busch, entre otros dirigentes internacionales. Sí, Thatcher era la primera ministra de Reino Unido cuando se produjo la Guerra de Malvinas, esas que borró de su saludo de fin de año el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
 
Y si de las islas hablamos, tenemos que recordar que el presidente vetó en diciembre del año pasado un beneficio de la ley de jubilación anticipada para veteranos de Malvinas que el Congreso de la Nación había aprobado. Esos veteranos que para el presidente tampoco merecían que los homenajeemos, por lo que decidió que el feriado del 2 de abril se pueda mover de día.
 
Macri, presidente conservador y de centroderecha (así lo caracterizan los medios del mundo y la Unión Demócrata Internacional), lleva adelante un proyecto político que busca borrar la historia desestimando las fechas por la Memoria, como el 24 de marzo, haciendo tambalear la Verdad al decir que hubo una guerra sucia, y descreyendo de la Justicia que afirmó que hubo un plan sistemático de desaparición y exterminio perpetrado por el terrorismo de Estado.

Te puede interesar