Pequeñas grandes promesas: Dalila Dietschi

Otras 18 de enero de 2015 Por
Dalila es una gran promesa del Taekwondo argentino, tiene 15 años, vive en Montes de Oca.Con su corta edad tiene una serie de logros, que incluyen ...
dietschi-dalila.jpg
dietschi-dalila.jpg


Dalila es una gran promesa del Taekwondo argentino, tiene 15 años, vive en Montes de Oca.Con su corta edad tiene una serie de logros, que incluyen los Juegos Evita, Torneos nacionales y el Open Argentina de categoría G1. Actualmente integra el plantel de la selección nacional juvenil.

 

¿Qué es el taekwondo para vos?

Empezó siendo un juego y hoy se ha transformado en parte de mi vida. Mis actividades, mis responsabilidades, mis anhelos, mis sueños, mis alegrías, mis tristezas, mis triunfos, mis fracasos giran mayoritariamente alrededor de este hermoso deporte que exige además una disciplina y una responsabilidad en su práctica que es constante, ya que hay que cuidar muchos aspectos como el peso, la resistencia física y todo eso.

 

¿Qué actividades tenés durante tu día?

Ahora estoy en vacaciones y estoy un poco mas tranquila. Pero durante el año, a la mañana asisto al colegio secundario, y por la tarde ayudo a mi mamá en un local de venta y reparación de computadoras. La mayoría de las veces me llevo mis elementos para el trabajo físico y aprovecho mientras no va gente a fortalecer las piernas. Siempre tengo algún rato para estar con mis amigas, pero la rutina de todos los días es entrenar con mi papá a la tardecita. Siempre encontramos cosas nuevas para trabajar y entrenar, me ayuda mucho, incondicionalmente y a veces hasta me sorprende que sepa más que yo.

 

¿Cómo acomodas tus horarios para dividirte entre el colegio, la familia, los amigos y taekwondo?

Como en época de clases estaba ocupada la mayor parte del día, aprendí a ser muy organizada con los horarios. A la mañana la escuela, durante la tarde el local de computadoras y un par de actividades extraescolares (que fui abandonando por falta de tiempo, por la intensificación de entrenamientos), a la tardecita entrenaba y a la noche la familia y las tareas de la escuela. Los amigos eran cosa de los fines de semana. También, al estar lejos del lugar de entrenamiento, ocupaba mucho tiempo viajando, y perdía tardes enteras. Ahora que estoy en concentraciones en el CENARD con la Selección Juvenil, el tiempo es súper organizado porque tenemos horarios para todo, y no nos alcanza para nada más que entrenar, comer y dormir.

 

¿Tienes pensado alguna carrera para un futuro?

En un futuro la carrera que me gustaría es la medicina, y quizás especializarme en deportes y seguir en este ambiente de deportistas dedicados a entrenar todo el día.

 

¿A qué edad empezaste a practicar taekwondo? ¿que te llevo a empezar?

Empecé Taekwondo a los 5 años, copiando a mi hermano mayor. Fueron un poco los celos de que él tenía la habitación llena de trofeos de los torneos a los que asistía y yo no. El taekwondo me gustaba y encajaba conmigo, por ser un desafío constante de competencia con los demás y conmigo misma. Pero creo que el momento más importante fue cuando vi a Vanina Sánchez Berón en las olimpíadas de 2008, en ese momento dije: -Quiero ser como ella, quiero estar ahí. Ella es mi modelo a seguir.

 

¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es poder superarme a mí misma, realizarme como deportista y como persona, quiero convencerme de que soy capaz de lograr todo aquello que me proponga si me dedico de lleno. Quiero tener seguridad de mi misma, quiero triunfar, que mi familia pueda sentirse orgullosa de todo mi esfuerzo, porque en algún momento también fue esfuerzo y sacrificio de ellos. Sueño con estar en grandes competencias, entre las mejores del mundo, defendiendo a mi país, representándolo, y dando todo para ponerlo siempre en lo más alto.

 

¿Cuántas horas por día entrenas?

Entreno todos los días unas 2 horas. Cuando estoy en el Cenard junto con la selección, entreno alrededor de 4 o 5 horas diarias.

 

¿Cómo es la relación que tenés con tu entrenador? ¿Y con tus compañeros?

Tengo buena relación tanto con mis entrenadores como con mis compañeros, a los entrenadores los respeto mucho, dentro y fuera de la clase, y con mis compañeros me fui integrando, al principio con un poco de timidez y después normalmente. Me gusta el trato, siempre con respeto, siendo comprensivos unos con los demás.

 

¿Qué papel tiene tu familia en tus entrenamientos?

Hace poco me di cuenta de que mi familia es lo que me impulsa a seguir. No tengo papá o mamá entrenadores, ni nadie de la familia metida hoy en el deporte, sin embargo toda la vida me apoyaron e hicieron todo lo posible y más para ayudarme. Los valoro muchísimo, son mi motor, mi sostén absoluto.

 

¿Qué es lo que más te gusta de entrenar?

Lo que más me gusta de entrenar es que cada día siento un avance, siento que doy un pequeño paso, cada día crezco no sólo como atleta, sino como persona. Me gusta la parte estratégica del taekwondo (aunque me cueste aplicarla), me resulta muy interesante el análisis de movimientos, la creación de tácticas y demás.

 

¿Visualizas el taekwondo en tu vida, en tu futuro?

Por supuesto que el taekwondo esta visualizado en mi futuro, por eso estoy dedicando todo mi presente a mejorar en cada entrenamiento. Solo lo veo como competidora, y después me gustaría poder dedicarme al estudio, tener mi familia y desarrollarme como profesional.

 

¿Cómo te ves de acá a 5 años?

Tal vez pueda estar en mi auge competitivo, viajando por el mundo con mi bandera en alto, siendo reconocida y logrando cosas importantes para mi país, mi confederación y mis entrenadores. O dedicando mi tiempo a estudiar medicina deportiva para aplicarla al taekwondo y siendo útil al este hermoso deporte desde otro ámbito que no sea la competencia. El tiempo dirá cual será verdad.


Fuente: http://todotaekwondoarg.blogspot.com.ar/2015/01/pequenas-grandes-promesas-dalila.html


Te puede interesar